domingo, 8 de diciembre de 2013

RESEÑAS I . RAQUEL LANSEROS, LAS PEQUEÑAS ESPINAS SON PEQUEÑAS



LAS PEQUEÑAS ESPINAS SON PEQUEÑAS 
 DE  RAQUEL LANSEROS
XXXIX PREMIO JAÉN DE POESÍA 2013.
HIPERION. Madrid, 2013.













Licenciada en Filología Inglesa, actualmente trabaja como Asesora de Formación de Idiomas. Colabora habitualmente con poemas, reseñas críticas y traducciones en numerosas revistas literarias y publicaciones periódicas.
Su obra ha sido incluida en las antologías Tributo a Serrat, Diez nuevas voces de la poesía leonesa, Premios del Tren 2007, Poemas del Claustro - 15, Poemas en el Canal, y Antología del beso. Forma parte de Poesía ante la incertidumbre. Antología de nuevos poetas en español.


Es autora de los libros de poesía: Leyendas del Promontorio (Ayto. Villanueva de la Cañada, Madrid, 2005), Diario de un destello (Editorial Rialp, Colección Adonáis, Madrid, 2006), La acacia roja (Ediciones Tres Fronteras, Murcia, 2008), Los ojos de la niebla (Editorial Visor, Madrid, 2008) , Croniria (Ediciones Hiperión, Madrid, 2009) y Las pequeñas espinas son pequeñas, Premio Jaén de Poesía, publicado por Hiperión,2013. Además del citado Premio Jaén, ha  obtenido otros  como el Premio Unicaja de Poesía, un Accésit del Premio Adonáis, el Premio de Poesía del Tren 2011 y el Premio Antonio Machado en Baeza. 



Raquel Lanseros define la poesía de la siguiente forma   Mediante la poesía expresamos sentimientos, y también reflexiones, recuerdos, anhelos. Pero a la vez describimos lo que nos rodea, o al menos lo que nosotros percibimos como realidad.”



La presente obra fue galardonada con el Premio Jaén 2013, cuyo jurado presidido por Luis García Montero y formado por Juan Carlos Friebe,Ángeles Mora y Jesús Munárriz, subrayó “su variedad temática y su riqueza al jugar con distintas tradiciones poéticas. Tiene un tono musical intenso que combina la capacidad de comunicación con la intuición lírica”.


De su obra la autora dice lo siguiente: “Las pequeñas espinas son pequeñas” es una reflexión sobre la propia vida, realizada en la mitad del camino, que es el punto vital donde me encuentro. Por sus poemas discurre la nostalgia, el amor, el entusiasmo, la pérdida, la Historia, la amistad y la interiorización de todo ello. Eso sí, la voz poética está presidida por las constantes ganas de vivir.”


Comienza el poemario con un hermoso poema, ”Contigo,  a modo de confesión, más que de manifiesto, por la complicidad con que se escribe, amén de su humildad : “No está en mí la verdad, cada segundo/ es un fugaz intento de atrapar lo inasible…”. La nostalgia se manifiesta de  muchas maneras: “¿Cómo estarás ahora sin que nadie te abrigue?/ Tú que tanto temías al invierno/ a las mesas sin carne/ y a la guardia civil…”   ,  recuerdo enriquecido o simple tristeza: “ La alegría de volver / tiene mucho que ver con la tristeza/ porque todo regreso pertenece al pasado…”.


El  amor “discurre “ por estas páginas, así como la pérdida, los eternos motivos del canto. En “Campos de plumas“ dice:  “Me prometes el mar todas las noches./Esta ciega lealtad , ¿de donde nace?/ Por miel sabrosa avivas y es eje/ grana como primicia en su sazón./…/ Hablamos en la lengua más antigua, nunca miente la carne cuando ama./…”  Hermoso poema y hermoso este último verso que sin embargo  en “Adios” tiene la otra cara de la moneda: “ A la hora del adiós agonizan los istmos./ Lo propio muta a ajeno./ Lo amado a sin embargo./ Cómo sobrevivir  la imputación.”


La Historia, el aspecto humano de la misma, la aventura del hombre y su protagonismo absoluto en ella es motivo para uso hermosos poemas en los que prevalece la reivindicación humanista:  En “Resistencia al cálculo” dirá:  “ …yo soy un marinero de la Santa María/ mirando Guanahani desde el mástil,/Yo soy Keatss descubriendo el Homero de Chapman./ Gagarin comprendiendo / la soledad helada del espacio./ Tenochtitlán, Numancia,/ Troya llorando a Héctor,/ un órdago de Dios,/Edmundo Dantès al viento” ,poema en el que se trasluce Borges , mientras que en “La rendición de Breda”, el alegato contra los poderosos es evidente: “ …La sangre de los desposeídos/ viene  saldar la deuda / de la eterna codicia de unos pocos . Sí, mis antepasados estuvieron en Flandes/ aferrando los dedos a sus lanzas de palo.  / ¿Para qué? ¿Para quién?/...“ 



Y tramando estos  poema el hilo de lo íntimo que los une, que a veces en hermético lenguaje y otras con la claridad del agua pura, va dejando al lector aspectos del corazón de la poeta, en los que se autentifica el mensaje lírico en puro realismo: “No hay verdad más profunda que la vida.”.  

F.Basallote


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada